Huevos Benedict (Cumberbatch)
 
Tiempo de preparación
Tiempo de cocción
Tiempo total
 
Descubre la manera fácil y guarrindonga de hacer unos Huevos Benedictinos sin necesidad de clarificar mantequilla o de destrozar tus nervios intentando hacer un huevo escalfado.
Tipo de Receta: Brunch
Raciones: 2
Ingredientes
  • Para la salsa holandesa:
  • 2 yemas de huevo
  • 2 cucharadas de agua
  • 100 gramos de mantequilla
  • Unas gotas de zumo de limón
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Dos muffins ingleses (o dos bollos de brioche, o 4 rebanadas de pan de molde)
  • 4 lonchas de bacon
  • 4 huevos
  • Aceite de Oliva
  • Sal
  • Pimienta negra
Instrucciones
  1. Comienza poniendo un cazo con agua a hervir a fuego fuerte, cuando empiece a hervir coloca encima un cuenco grande de manera que el agua no toque la base del cuenco. Baja el fuego al mínimo.
  2. Derrite la mantequilla en un cazo pequeño o en el microondas. No la remuevas en ningún momento. Una vez esté toda líquida apártala y déjala en un lugar caliente.
  3. Pon las dos yemas de huevo en el cuenco sobre el cazo junto con las dos cucharadas de agua.
  4. Bate las yemas con el agua hasta que estén espumosas.
  5. Añade poco a poco la mantequilla derretida con cuidado de que no caigan los posos del fondo mientras bates los huevos con un batidor hasta que solo queden los restos del fondo de la mantequilla. Descártalos.
  6. Continúa removiendo la salsa con el batidor hasta que empiece a espesar ligeramente. Aparta el cazo del fuego y deja el cuenco encima del mismo. Añade un poco de sal y pimienta negra, bátelo todo bien, pruébalo y añade más sal o pimienta negra de ser necesario.
  7. Añade unas gotas de zumo de limón y remueve bien.
  8. Recorta un círculo de papel parafinado y ponlo tocando la superficie de la salsa. Déja el cuenco sobre el cazo con el agua caliente en un lugar cálido mientras preparas el resto de cosas.
  9. Parte los muffins/bollos por la mitad y tuéstalos al gusto. Apártalos y mantenlos calientes.
  10. Pon una olla con abundante agua a hervir a fuego fuerte.
  11. En una sartén seca a fuego medio pon las lonchas de bacon, déjalas dorar a fuego medio bajo durante 5 minutos.
  12. Cuando los bordes de las lonchas empiecen a dorarse añade a la sartén un cuarto de vaso de agua caliente. Deja que hierva hasta que se evapore por completo. Ve girando el bacon para que se haga uniformemente.
  13. Si hay demasiada grasa en la sartén vuelca con cuidado el exceso en un cuenco y continúa friendo el bacon hasta que esté dorado y una especie de burbujas pequeñas aparezcan en su superficie.
  14. Retira el bacon y déjalo escurrir sobre papel de cocina.
  15. Prepara un bol pequeño cubriéndolo con film transparente, unta el film con aceite de oliva y espárcelo con papel de cocina por la zona central.
  16. Pon en el centro del film una pizca de sal y pimienta negra molida, casca un huevo dentro del bol, añádele una pizca de sal y pimienta por encima.
  17. Recoge los bordes del film transparente para formar un paquetito con cuidado de no dejar ningún agujero abierto. Cierra el extremo superior con una pinza de plástico.
  18. Repite el proceso con el resto de huevos.
  19. Baja el fuego a intensidad media del agua hirviendo, sostén los paquetitos de huevos de las pinzas con la ayuda de unas tenazas largas o dos cucharas de madera dentro del agua hirviendo. Déjalos hervir entre 4-5 minutos, hasta que la clara haya cuajado pero la yema permanezca todavía líquida.
  20. Sácalos del agua.
  21. Emplata dos mitades de bollos en cada plato, pon una loncha de bacon partida en dos sobre cada bollo, pon un huevo con cuidado encima de cada bollo.
  22. Quita el papel vegetal de la salsa con cuidado y bátela bien para que esté uniforme.
  23. Cubre cada huevo con varias cucharadas de salsa holandesa. Rematalo con cebollino picado o pimienta negra recién molida o sin más.
Notas
Originalmente la base son muffins ingleses, una masa de pan cortada con forma redonda y tostada en sartén, en este caso yo los hice caseros pero los puedes encontrar ya fabricados en algunas panaderías o establecimientos especializados, si no encuentras o no te apetecen puedes sustituirlos por bollos de brioche, rebanadas de pan de masa madre, lascas de baguette, o incluso pan de molde, tanto artesano como de supermercado. No te cortes.

Clarificar la mantequilla es el canon a la hora de hacer la salsa holandesa y los especialistas pueden decir que es una aberración esto que hago... pero hasta ahora me ha salido bien y caray, está buena. Como de momento no trabajo sirviendo brunchs en el Ritz para mi da la talla.

Si se te corta la salsa no temas, añade una yema de huevo nueva y bate enérgicamente hasta que logres unirlo todo de nuevo.

Si aún así no lo logras ábrete una botella de vino y cómete los huevos fritos con salsa picante.
Recipe by Miss Vinagre at http://missvinagre.com/2015/02/huevos-benedict-cumberbatch/